COLPRODECAM reivindica el diseño y fabricación de prótesis dentales mediante sistemas CAD-CAM como competencias exclusivas de los protésicos dentales

Miércoles, 02 de Octubre de 2019

Ante el incremento de la implantación de los sistemas CAD-CAM en clínicas dentales para el diseño y fabricación de prótesis dentales, el Ilustre Colegio Profesional de Protésicos Dentales de la Comunidad de Madrid reivindica una vez más que es el protésico dental el único profesional capacitado y autorizado legalmente para el diseño, preparación, elaboración, fabricación y reparación de prótesis dentales, según ha comunicado COLPRODECAM a través del editorial publicado en la revista CAPITAL DENTAL 92 (septiembre).

Sin embargo, y con el beneplácito de las autoridades sanitarias, los odontólogos están implantando cada vez más los sistemas CAD-CAM para fabricación de prótesis dentales con argumentos falsos (por ejemplo, que no es una fabricación de prótesis dental, sino una restauración directa; sin embargo, los profesionales y especialistas del sector saben y conocen que los sistemas CAD-CAM no permiten dichas restauraciones directas).

Desde la Junta de Gobierno de este Colegio Profesional se quiere denunciar que el hecho de que los odontólogos desarrollen labores que son competencia exclusiva de los protésicos dentales supone un “atentado contra las legítimas y justas atribuciones profesionales de los protésicos dentales en materia de diseño y fabricación, que están siendo invadidas por los facultativos, que solamente deberían prescribir las prótesis, pero no diseñarlas y fabricarlas”.

Principio de independencia, una garantía para el usuario

COLPRODECAM recuerda que el hecho de que sea el protésico dental el que desarrolle estas funciones, y no el odontólogo, repercute positivamente en el paciente y usuario de prótesis dental, que ve de este modo garantizado el principio de independencia avalado por el artículo 4.1 del Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio. Dicho principio garantiza que el odontólogo no puede tener intereses directos derivados de la fabricación y comercialización de las prótesis dentales, por lo que prescribirá a sus pacientes el mejor tratamiento posible en función de sus circunstancias.

Cabe recordar los recientes escándalos por la mala praxis que han tenido lugar en algunas cadenas de clínicas odontológicas, donde eran las propias clínicas las que controlaban quién fabricaba las prótesis dentales. Esto supuso pasar de una odontología conservadora a otra que impone un tratamiento de destrucción y sustitución por prótesis dentales, lo que ha tenido consecuencias negativas en miles de afectados.

El legislador, en el desarrollo parlamentario de la Ley 10/86 sobre odontólogos y otros profesionales de la salud dental ya trato de evitar que los dentistas pudieran realizar prótesis para sustituir o rehabilitar piezas dentales y a tales efectos, en el trámite de enmiendas en el Senado a la Ley, rechazo una enmienda presentada por el grupo parlamentario Cataluña al Senado defendiendo que los odontólogos pudieran fabricar precisamente esas piezas dentarias que debían ser sustituidas o rehabilitadas (enmienda sexta, modificando artículo 1, apartado 2 de la Ley).

Desde COLPRODECAM seguiremos denunciando esta situación con el objetivo de proteger los derechos de los usuarios de la prótesis dental y a la vez, defender los legítimos intereses profesionales de los protésicos dentales.

Texto íntegro del editorial CAPITAL DENTAL núm. 92

Compartir esta noticia